Translate

jueves, 27 de septiembre de 2012

Benny Golson, el compositor exquisito


Benny Golson nació 25 de enero de 1929, es un saxofonista tenor, compositor y arreglista estadounidense más asociado con los estilos bebop/hard bop jazz.
 Benny, es un saxofonista con un extraordinario talento para la composición. Estudió música en la Universidad de Howard entre 1947 y 1950, y sus comienzos musicales tuvieron lugar al calor del Rhythm and Blues, cuando ingresó en la banda de Bull Moose Jackson en 1951. Sus escarceos con el jazz se debieron a la influencia que ejerció en él, el pianista Tadd Dameron, con quien compartió un periodo fructífero en 1953. También al año siguiente participó con la banda de Lionel Hampton entre 1953 y 1954 y los dos años siguientes con el saxofonista, Johnny Hodges.
 Su encuentro con el trompetista, Dizzy Gillespie, entre 1956 y 1958 lo marcó profundamente y durante los últimos años de la década de los cincuenta, consiguió una reputadísima fama de magnifico instrumentista. Su experiencia mas fructífera y por la que se le conoce en la historia del jazz fue cuando participó con el trompetista, Art Farmer, en la cofundación del célebre grupo de jazz bautizado como "The Jazztet". Sus composiciones tituladas: "Blues Marsh"; "Stablemates" o la extraordinaria, "I Rememberd Clifford",  en honor a uno de mis trompetistas preferidos, Clifford Brown, son muy celebradas.
Durante los años setenta, abandonó la escena en directo del jazz para dedicarse principalmente a los arreglos para estudio - con cantantes como Peggy Lee o Lou Rawls-  y también para series de televisión como  Ironside, Room 222, M*A*S*H, y The Six Million Dollar Man; pero desde los años ochenta ha vuelto a formar sus propios grupos. Colaboró de nuevo con Art Blakey, Gillespie y el propio, Art Farmer y sus proyectos mas recientes lo ha hecho con el extraordinario trompetista, Terence Blanchard. Sus últimos discos por el momento están grabados para el sello Arkadia.
En 1995, Golson recibió el premio NEA Jazz Masters del National Endowment for the Arts.
Golson apareció como cameo en la película La terminal, de forma que recuerda a su presencia en la foto A Great Day in Harlem photo, tocando apenas unos segundos su célebre composición “Killer Joe”. Actualmente sigue regularmente en giras por EEUU y Europa.
A Benny Golson lo recordará la historia por sus grandes composiciones que ya tomaron el status de standarts del modern jazz, cosa que pocos han logrado. Pero yo también rescato ese sonido cálido y brumoso, es de esos músicos con una técnica impecable y un fraseo sereno y rico.
Una de las últimas leyendas del jazz que siguen en actividad, con vigencia plena.
A continuación una versión reciente de unos de los temas mas emblemáticos de Golson.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Los vinos de Allamand y su visión del Valle de Uco


Para fines del 2011 algunos nos enteramos que el malbec 2010 de Allamand casi gana la Descorchados 2011, fuerte fue la sorpresa para casi todos. Y empezaron a surgir algunos interrogantes. Quien es Allamand? de donde salió? Alguno escuetamente decía " me parece que trabajaba con Rosell" otro me dijo “estuvo un tiempo en Navarro Correas". La verdad, que el tipo era un desconocido para el consumidor y especialmente para mí. Sus vinos no llegaban a Buenos Aires, y tan solo alguien que viajaba a Mendoza podía conseguir alguna botella.
La semana pasada mi amigo Musu (@VinotecaMRWines) , consigue que la gente de Bodega Luminis nos presente los vinos de Cristian Allamand y allá fuimos.

En estos momentos tan solo 3 vinos componen su portfolio, de los cuales solo tienen disponibles a la venta el MALBEC VALLE DE UCO 2011 y el ALLAMAND H 2009, el CABERNET SAUVIGNON VALLE DE UCO 2011 está agotado, quedan una docena de botellas que las reservan para degustaciones y muestras.
Ya metidos en la degustación, servimos los dos varietales y pusimos el Blend en el decanter:
ALLAMAND CABERNET SAUVIGNON VALLE DE UCO 2011:  es de color rojo rubí brillante de muy buena intensidad, en nariz despliega aromas de fruta negra y roja bien madura, mineral, especiado, algo de piracina y un fondo muy sutil de cacao. En boca es intenso y firme, taninos marcados, buena acidez, y un final largo. Para el rango de precio tiene una complejidad interesante, juega con la fruta madura, la mineralidad y el verde, es de esos cabernets machos, de un estilo que yo disfruto mucho, pero que seguramente no es para todos. A un sugerido de $65, me parece que está muy bien.
ALLAMAND MALBEC VALLE DE UCO 2011: es de color rojo rubí intenso con ribete violáceo, en nariz lo primero que vino a mi mente fue Altamira, esas notas minerales intensas que se mezclan con la fruta madura y las especias, ciertos dejos florales y algunos tostados hacen un conjunto complejo e intenso. En boca repite su complejidad, con ataque seco, taninos suaves, muy buena acidez y un final largo, también tiene notas "verdes" que le aportan un leve amargor, sumando complejidad. Un malbec que puede tener sus amantes y sus detractores, yo lo relacioné inmediatamente con la potencia de Altamira, tiene su sello distintivo en esas notas minerales, un vino con gran intensidad y con muy buena acidez para sostener toda la carga que tiene. Cuesta $65 y a mi modo de ver es una gran relación entre precio y calidad.
ALLAMAND H 2009: es un Blend de lo mejor que puede encontrar su hacedor en todas las fincas, así que su composición varietal va a cambiar año a año. Con esta mezcla Cristian buscar expresarse como si de un artista se tratase. El vino es de color rojo rubí intenso y brillante. En sus aromas se destaca la fruta roja en mermelada y los tostados de su paso por barrica, hay también notas florales y minerales menos intensas que en los varietales que antes probamos. En boca es amable y fluido, de taninos suaves y dulces, la acidez es correcta y armoniza en el conjunto general del corte, el final es largo y placentero. Tiene un sugerido de $150 lo cual es correcto. En mi opinión el vino está muy bien, es de un estilo muy maduro y con mucha carga, algo dulzón, si bien es equilibrado siento que le falta frescura, y esa tensión que sentí en los varietales, en un momento dije que no parecía de la misma bodega, como si entre el tope de gama y los varietales no existiera ese hilo conductor que generalmente encontramos en vinos de una misma casa. También se ubica en una franja de precio muy competitiva, entre los 150 y 200 pesos, hay muchos y muy buenos vinos, para mi tiene calidad para su segmento, pero lo que no encontré es un sello distintivo por el cual a uno le haga elegirlo entre tanta competencia.
Sin lugar a dudas, Cristian Allamand hace vinos extremos, logra encontrar belleza desde lo rústico, de la simpleza de la expresión de la buena calidad de fruta que tiene y el entorno que lo rodea, con la premisa de la poca intervención en la bodega. Seguramente tendrá sus amantes y sus detractores, me queda claro que no son vinos para todos, vale la pena probarlos y que cada quien saque sus propias conclusiones.
Pueden buscar mas información en www.allamand.com.ar donde hay mucha información sobre su hacedor y los vinos.
Gracias a Ian y Alejandro de bodegas Luminis por compartir con nosotros una muy agradable velada y por traer las muestras, asimismo a Fernando , elvinodelmes.blogspot.com.ar/ y logiapetitverdot.com.ar/ .

Los vinos de Allamand se comercializan directamente al consumidor ingresando en www.bodegasluminis.com.ar 

sábado, 15 de septiembre de 2012

2 blancos chilenos para ir agendando

En la semana nos reunimos con amigos y pude probar dos blancos chilenos muy interesantes. Un Sauvignon blanc y un Chardonnay, hermanados en ciertos aspectos que a mi me agradan bastante cuando están en un mismo plano y ninguno desequilibra al otro, los dos con madera,  mineralidad y buena acidez. Me parece que ambos son una buena muestra de como se puede rescatar ciertos aspectos de cada cepa sin que la barrica mate todo lo demás.
Por ejemplo el AMAYNA BARREL FERMENTED SAUVIGNON BLANC 2007, tiene una armonía en la nariz poco común, cuesta reconocer su tipicidad, pero entrega una buena cantidad de aromas en un buen punto, fruta, almendras, minerales marinos, leve pasto mojado, y en boca es muy fluido e integrado, con una acidez enorme, todo en armonía y elegancia, en un punto casi de austeridad se muestra como una muy buena opción para beber solo o acompañando algun corte de salmón sin demasiado condimento. Exquisito.
En el caso del LEYDA CHARDONNAY LOTE 5 2008 se muestra como un perfume de avellanas y frutas cítricas bien maduras, impactante y untuoso en sus aromas, en boca es mas denso y amplio que el SB, armonioso y complejo, repite sus aromas en el retrogusto enmarcado en una muy buena acidez. Otra gran opción que pide comida para acompañarlo.
Dos buenas muestras de que la madera no siempre es perjudicial en los blancos, siempre que se trate con moderación y atendiendo a lo que cada varietal o mezcla necesita.
En enero estuve en Chile y pude probar muy buenos exponentes con algo de madera en su elaboración o crianza, como así también he podido corroborar como en algunos casos queda desequilibrado el uso de tan noble material.

A disfrutar que se viene el calor y hay muchos y muy buenos blancos esperando, de éste y del otro lado de la cordillera. Salud!!!

Un agradecimiento especial a mis amigos de FLT por las buenas muestras que llevaron.

viernes, 7 de septiembre de 2012

16 Bonardas en 3 segmentos de precio


El jueves 6 de septiembre de 2012, pude asistir a una muy interesante cata de bonardas organizada por Fernando Musumeci de vinoteca MrWines, si bien la lista la teníamos de antemano, lo hicimos con la etiqueta tapada y se descubrieron al final de cada ronda, se dividió en cuatro tandas para poder apreciar las diferencias en los segmentos.

Primera tanda:
Inéditos Bonarda Pura 2011
Inéditos Bonarda Pura 2012
Fue para poder comparar sí entre estos dos "Maceración Carbónica" de Matias Michelini, había diferencias y como se comportaba el 2011 con un año al hombro. La muestra de 2012 estaba mala, con aromas medicinales y fruta pasada casi a podrida, lo tomé en otras ocasiones y nada que ver; por otro lado el 2011 estaba increíblemente sano, con aromas especiados que no encontré el año pasado, con muy buena armonía en general, fluido, con mucha carga y una acidez muy viva y presente, inclusive alguien de la mesa la sintió muy alta, en mi caso me pareció que iba muy bien con el conjunto general del vino.

Segunda tanda (más de $180):
Emma Bonarda 2010 de Zuccardi
Gran Dante Bonarda 2009 de Dante Robino
Nieto Senetiner Bonarda Reserva 2007
Arrancamos con los alta gama por sugerencia del anfitrión y no estuvo mal, dejamos copas testigo para ver como estaban luego de 3 horas y la experiencia resulto muy favorable. Casi unánimemente todos pusimos al Emma como el mejor, mucha complejidad, equilibrio y buen final de boca, un bonarda exquisito. El gran Dante también es muy bueno pero mas ancho, con aromas de regaliz, frutilla casi mermelada, con buena frescura, pero algo corto en boca, mejora mucho después de 20 minutos. En el caso del Nieto la madera es protagonista con esos clásicos tostados del roble americano, también hay fruta roja bastante cocida y no tanta complejidad como los anteriores, en boca es armonioso pero se queda muy corto, es un vino que siempre generó controversias, por su precio y su variabilidad en las botellas.

Tercera tanda  (entre $50 y  $70)
De esta tanda puedo decir que el Colonia Las Liebres 2011, sigue en su estilo, concentrado, picante, fresco, bebible, un vino para no pensar mucho, es muy agradable. Con el Sur de los Andes Bonarda Clásico 2011, siempre me pasa que muchos se entusiasman y a mi no me genera nada, me resulta goloso, corto, artificial, decididamente no es lo que me gusta para ésta cepa y lo mismo me sucedió con el Dante Robino Bonarda 2010, en un estilo parecido al Sur, con mucha concentración y chips que lo hacen muy artificial. Por el contrario en el Durigutti Bonarda 2008, encontré mas frescura que en años anteriores, siempre con mucha intensidad, pero con buena fluidez en boca y buen equilibrio en general, por lo general no me gustan mucho los vinos de Durigutti, pero en este caso hay que sacarse el sombrero, creo que encontraron un punto interesante en la expresión de la bonarda. En otras ocasiones el Quara Reserva Bonarda 2010 me resulto mas agradable que en ésta, está muy bien pero esta muestra en particular la sentí algo alcohólica, sacando eso es una muy buena opción en el segmento. Para terminar probamos el Sin Fin Bonarda 2011 (muestra de bodega), se trata de un vino con mucha fruta cocida al frente, tostados de duela que no irrumpen sino que acompañan, de estilo maduro, resulta agradable y armonioso, algo artificial, no podes saber si es sanjuanino, mendocino o pakistaní, de todas formas no está mal, se deja beber.

Cuarta tanda (entre $70 y $80)
Abrimos ésta última tanda con Val Costa Bonarda 2011, un sanjuanino que hace Roberto De La Mota, resulta muy fresco sin alejarse de la madurez, muy fluido y largo de boca medio, va por el lado que a mi me gusta y lo puse como el mejor en su segmento. En el caso del Sur de los Andes Bonarda Argentina Reserva 2010 no puedo decir lo mismo, si bien es mas bebible que el clásico, tiene una punta de astringencia que mezclado con su potencia y su madera a mi se me hace pesado, le he dado muchas oportunidades pero no me va, a los demás les gustó mucho. En el Serie A Bonarda de Zuccardi 2010, me volví a sentir mas a gusto, si bien es de buena concentración, también es fresco y muy bebible, hay equilibrio y un final aceptable para su rango de precio. Otro que no suelo elegir pero que siempre rinde en una comida es el Trapiche Fond De Cave Reserva Bonarda 2010, hay madera, fruta cocida, buen equilibrio en general, en boca pasa fácil y tiene un final moderado, buena opción para acompañar con carne a la parrilla. Terminamos con el Paz Bonarda 2009 de Las Moras, es un vino que a la mayoría enloquece, en mi caso me parece correcto, potente, jugoso, maduro, algo duro en boca pero con una paleta aromática armoniosa, a mi me resulta algo pesado en boca, pero su calidad hace que sea elegido por muchos.

Esta cata me deja con sensaciones encontradas, por un lado siento que estamos mejor que el año pasado (hicimos una parecida), y por otro lado siento que no se le encontró todavía el punto justo a la cepa, hay mucha uniformidad de criterios, pocos se atreven a discutir lo establecido, veo poca diversidad de estilos, como si todos apuntaran para el mismo lado. La bonarda me gusta, no me enloquece pero suelo elegirla cada tanto, en mi gusto personal me gustaría encontrarme con ejemplares mas frescos, fáciles de beber y que de alguna manera me hablen de su lugar de origen, no encontré muchas diferencias entre los diferentes lugares de procedencia. De los 16 de esta cata puedo decir que tan solo 6 se distinguieron, el resto, sin ser malos vinos, fueron en un estilo muy similar.
También pudimos degustar ALPACA, un espumante de próximo lanzamiento de la bodega Quara, que gentilmente trajo Eleonora Jezzi, un champenoise interesante, hay que probarlo.
Gracias a Fernando por la organización y a cada uno de los asistentes que contribuyó con alguna etiqueta.


















jueves, 30 de agosto de 2012

Viña Tondonia Reserva 1996, clásico de clásicos


Para mediados de noviembre de 2011, me topé con éste video , en el cual se muestra de una manera algo tendenciosa el eterno debate entre los vinos clásicos y los modernos. En este caso se presenta a la bodega López de Heredia y a Remírez de Ganuza como los polos opuestos de lo que hoy día se produce en La Rioja, España. Nobleza obliga y el que lo posteo fue Patricio Tapia en su cuenta de Twitter @Patricioatapia. El programa está mitad en catalán y mitad en español, pero por esas cosas que uno no llega a entender, mirarlo fue para mí, como si estuviera en mi propia lengua, con un poco de atención se comprende todo sin ningún tipo de problema. Les recomiendo que lo vean tranquilos disfrutando su vino preferido, es muy entretenido y educativo, de alguna manera nos muestra como dos mundos casi antagónicos pueden convivir en armonía.
El "mounstro" antes de sus 3 horas de horno
maridó excelente con el Tondonia
Soy un gran admirador de los vinos españoles y sobre todo de los clásicos Rioja, así que el video en cuestión comenzó a generarme expectativas y comencé a buscar si algo se conseguía en Argentina de López de Heredia, buscando por la Web me encuentro un anuncio en el cual un particular vendía un Viña Tondonia Reserva 1996, me comuniqué y llegamos a un arreglo, la realidad es que lo terminé pagando casi lo que vale en su tierra natal o sea 30 euros. Todos estos meses lo estuve guardando para un evento especial, y así fue que llegó mi aniversario y decidí compartirlo con mi compañera. Para la cena me decidí por un lomo de res al horno con vegetales, receta tradicional de mi familia que no falla nunca.
Vamos al vino:
VIÑA TONDONIA RESERVA 1996: Rioja D.O.C., España. Tempranillo (75%), Garnacho (15%), Graciano y Mazuelo (10%). 5 años de barrica vieja con 2 trasiegas por año. 12.5º de alcohol.
 A la vista se presenta con un color rojo teja, limpio y traslucido. Le cuesta abrirse en nariz, pero a los 40 minutos empieza a desplegar sus aromas, tierra, hongos, cuero, licor, madera vieja y un sutil dejo de fruta roja, te transporta a un bosque húmedo y frio. En boca es de paso fluido, los taninos muy domados, agradable, equilibrado, sutil, acidez bastante alta, el final es largo y armonioso. Disfruto mucho éste tipo de vinos donde la fruta no es lo que prevalece, en este caso el conjunto es lo que manda, apoyado en la mineralidad y la alta acidez se logra con todo lo demás un buen ejemplo de complejidad y sutileza. Si bien los Rioja los prefiero mas recios y ásperos, éste ejemplar de Lopez de Heredia colmó mis expectativas, la botella se fué rápido y me quedé con la sensación que necesitaba un par de copas mas. Un tinto para no perder de vista, un buen ejemplo de un clásico de esas tierras.

sábado, 25 de agosto de 2012

LOS VINOS DE PANCHO LAVAQUE, la nueva generación de bodegueros pide cancha


Así como hay una nueva generación de enólogos, existe también una nueva generación de bodegueros, Pancho Lavaque es uno de ellos, un joven de 33 años que seguramente dará que hablar en la próxima década. Tiene tras de si una empresa con mucha historia y asimismo una tarea bastante difícil. Cuando uno piensa en bodega Lavaque lo primero que viene a la mente son vinos de buena RPC en la gama baja o media, éste muchacho está decidido a cambiar un poco la historia, y parece que dentro del ímpetu de su juventud, ha tomado el camino del trabajo a largo plazo. Cuenta con muy buena materia prima, una bodega que lo respalda, un equipo de trabajo de primer nivel y sobretodo, con un amor propio que ilusiona. Con éstas variables sobre la mesa, el resultado es claro, en un par de años nos encontraremos con vinos de clase mundial, a un precio razonable.

Gracias a la invitación de Vinoteca Mrwines de mi amigo Fernando Musumeci, pude participar de la presentación de LOS VINOS DE PANCHO LAVAQUE.

Probamos 6 vinos (2 torrontés, 1 malbec, 1 tannat y 2 blends tintos) y así fueron saliendo:
Los 6 que degustamos
1) Félix Torrontés 2011, muy fresco, floral y frutal, un vino que se bebe fácil y que no tiene esos amargores clásicos de la cepa, ideal para aperitivo. $ 79.-
2) Quara SV Viña La Esperanza, Torrontés 2010 (fermentado en barrica) Me sorprendió muchísimo, un blanco diferente por donde se lo mire, nariz elegante e intensa, fruta fresca, madera, mineralidad, en boca es amplio y fresco con una muy buena complejidad. $ 93.-
3) Félix Malbec 2009, 12 meses de roble. No es el clásico malbec salteño. Ciruela, fruta roja cocida, tabaco, cuero y vainilla, todo bien equilibrado. Paso por boca fluido, fresco, buena acidez y final algo dulzón. Se reconoce en el estilo la mano de Marcelo Pelleriti, varios coincidimos en éste punto. Creo que va a seguir creciendo. $ 99.-
4) Quara SV Viña EL Recreo Tannat 2008, Si bien esta cepa no es de mis preferidas debo reconocer que es de lo mejor que he probado en los últimos tiempos. Me gustó mucho para ser un tannat. Algo duro en boca aun pero tiene una nariz muy seductora, frutas negras, tostados y un fondo mentolado que le agrega complejidad. $139.-
5) Félix Blend 2007.  73% Malbec y 27% Tannat. Muy buen corte con 15 meses de roble y 3 años de estiba en botella. Es oscuro y potente, frutas rojas y negras, especias, cuero, tabaco y una punta verde que le aporta carácter. En boca es redondo y con un paso bastante fluido, los taninos se sienten pero no molestan, amplio y envolvente, final larguísimo. $ 250.-
6) Félix Blend 2010. Todavía no está a la venta. Si bien es un vino que le falta mucha estiba, va mostrando su ADN que lo conecta con el 2007, comparte mucho con su antecesor, pero en este caso sentí un nervio y una frescura diferente, apuesto que será un gran vino para 2014.

Un clima muy distendido
La reunión fue muy amena y distendida, tuvimos la suerte de ver en la notebook de Pancho los 3 comerciales que pronto estarán disponibles para el gran público, en las que él mismo protagoniza con su hermoso Pontiac negro. Qué lindo ese Pontiac por Dios!!!!


Muchas gracias a Fernando por la invitación y a Pancho Lavaque por la deferencia de presentar sus vinos con nosotros. Lo mismo a Eleonora Jezzi y Joaquín Paolucci que también están haciendo un trabajo muy importante en un sitio que generalmente no se suele ver pero que resulta fundamental para el éxito de cualquier emprendimiento.
Agradezco tambien a Fernando por permitirme el uso de las fotos del evento.

martes, 21 de agosto de 2012

Bud Powell, el purismo del Bebop

Earl Rudolph Powell nació en Nueva York un 27 de octubre de 1924, y falleció un 31 de julio de 1966 en la misma su misma ciudad natal, conocido como BUD POWELL, fue un pianista y compositor fundamental del bebop.

Del mismo modo que Thelonious Monk, acertó a iluminar la escena del jazz moderno a través de composiciones no sujetas a modelo concreto alguno, Bud Powell dictó las claves fundamentales del nuevo lenguaje pianístico sin necesidad de asirse a referencias palpables. Todavía hoy en día, constituye la cumbre técnica insuperada del piano "bebop" y se le recuerda como el músico mas influyente de este movimiento, después de Charlie Parker, pero por delante de todos los demás, Dizzy Gillespie, incluido.

     Su infancia estuvo saturada de música, su hermano mayor tocaba profesionalmente la trompeta y el violín y su abuelo, Zachary, fue el mejor guitarrista flamenco de Estados Unidos. Su padre, pianista adscrito al estilo "stride" apoyó su temprana vocación y le dio las primeras clases. Su progreso fue espectacular y en aquellas fechas, era frecuente verle interpretar junto a su amigo, Elmo Hope, composiciones de Bach y otros clásicos. No fue hasta 1939, cuando Powell, consiguió su primer contrato importante con los "Sunset Royals" de la cantante, Valaida Snnow, y en 1939 grabó su primer disco titulado "Reverse The Changers" para el sello "Duke" y bajo el liderazgo del saxofonista, Frank Sokolov.

     No fue hasta 1944, cuando animado por Thelonious Monk, ingresó en la orquesta de Cootie Williams y grabó un solo muy breve sobre "Blue Garden Blues", primera muestra real de su colosal talento. Ese mismo año sufrió su primera detención por escándalo público y al años siguiente recibió una brutal paliza de la policía de Philadelphia que presumiblemente lo dejó tocado para siempre. Sus trastornos psíquicos se reprodujeron y fue enviado a un Hospital Psiquiátrico de Long Island. En 1946, recuperado, se incorporó al pequeño combo del contrabajista, John Kirby y la casualidad hizo que esa pequeña formación fuera contratada en el Minton's Playhouse de Harlem, el "templo" del bebop donde Powell entró en contacto con la plana mayor de aquel movimiento, lo que le permitió participar entre 1946 y 1947 en un buen numero de jam sessions con Dexter Gordon, Jay Jay Johnson, Sonny Stitt, Kenny Clarke y Sarah Vaughan, entre otros.

     Su debut como líder se produjo el 10 de enero de 1947 para el pequeño sello "Three Deuces", y en mayo de ese año, grabó el único registro en estudio para la Savoy con Charlie Parker. Un largo paréntesis de dos años, consumidos en su mayor parte internado en el "Creedmore Sanatorium", donde llegó incluso a recibir tratamiento de electrochoque, dio paso, paradójicamente, a su periodo mas fértil y artístico. A partir del 8 de agosto de 1949, bajo la supervisión de Alfred Lion y Francis Wolf, Bud Powell, dejó en las arcas del sello Blue Note, otra visión del pianismo moderno perfectamente compatible con la que apenas dos años antes había aportado Thelonious Monk. Nuevamente ingresado durante diecisiete meses en otro Hospital Psiquiátrico, cuando en febrero de 1953, recibió el alta, formo un trío estable con el contrabajista, George Duvidier y el batería, Art Taylor.

     El 15 de mayo de 1953, se produce un hecho histórico en la vida profesional de Bud Powell. Junto a Charlie Parker, Dizzy Gillespie, Charles Mingus y Max Roach, participó en un multitudinario concierto celebrado en el Massey Hall de Toronto en Canadá, considerado el canto del cisne del bebop y quizás el mejor concierto de jazz de todos los tiempos. A partir de entonces, Powell, comenzó a entrar en una fase de profundo deterioro mental casi irreversible, pero en 1956 realizó un gira por Europa junto a Miles Davis, Lester Young y el Modern Jazz Quartet de Milt Jackson. Repitió visita al viejo continente en 1959, pero esta vez se quedó cinco años. Le acompañó Altevia Edwards, mas conocida como "Buttercup" y eligió Paris como lugar de residencia.

En una sesión con los hermanos Adderley
Recibido con los honores de un grande del jazz, formó un trío regular conocido como los "Three Bosses" con el contrabajista, Pierre Michelot y el baterista, Kenny Clarke, que fueron la principal atracción del club parisino, "Blue Note". Fue un periodo de su vida importante gracias al cuidado que le proporcionó, Francis Paudras, un extraordinario aficionado al jazz y posterior autor de la biografía de Powell "The Dance Of The Infidels". Pero aquejado de tuberculosis aguda, incapaz de dejar la bebida, y nostálgico de New York, Bud Powell, regresó a los Estados Unidos. Su reaparición en el mítico "Birdland" provocaron uno de los momentos dulces de su carrera. Siete minutos de ininterrumpido aplauso demostraron que sus incondicionales no le habían olvidado, pero aquélla reaparición fue un cruel espejismo. Sus dos últimos años los pasó en un apartamento de Brooklyn acompañado por su hija Celia.

     Ya casi al final de su vida, participó en 1965 en sendos conciertos celebrados en el Town Hall y en el  Carnegie Hall, este ultimo en homenaje al décimo aniversario del fallecimiento de Charlie Parker, pero el 31 de julio de 1966 falleció en el "Kings County Hospital" de Brooklyn. Más de cinco mil personas se echaron a la calle espontáneamente para homenajearle y en su entierro, Barry Harris y Lee Morgan, tocaron en su honor. Como decía Francis Paudras: ".... Bud Powell tenía dos personalidades. Una le impulsaba a luchar y superar sus problemas, para tocar y crear música. La otra le arrastraba a la autodestrucción, a la falta absoluta de respeto hacia si mismo y esta ultima ganaría la partida".

     En 1986, el Director de cine francés, Bertrand Tavernier, produjo una extraordinaria película que recoge con absoluta pulcritud y fidelidad la etapa parisina de Bud Powell. Su película: "Round Midnight", interpretada en su papel estelar por el saxofonista, Dexter Gordon, es una de las grandes películas relacionada con el jazz.

Bibliografía consultada: El Gran Jazz. Ediciones del Prado. Vol III. Autor: Juan Claudio Cifuentes.

Grabado en vivo en el café Montmartre de Copenhagen, a principios del año 1962.



miércoles, 15 de agosto de 2012

Château Haut-Brion 2001, deseo y decepción


Gracias a un amigo que viaja regularmente, tuve la posibilidad de degustar CHATEAU HAUT-BRION 2001. En la invitación de mi amigo decía: “tráete algo decente que ésto es un mega misil”, por lo cual empecé a fantasear un poco con esa etiqueta desde ese momento y a romperme la cabeza para ver que vino llevaba yo contra semejantes pergaminos que esgrimía el francés.
Château Haut-Brion es un vino primer "cru" en la Clasificación Oficial del Vino de Burdeos de 1855. Se encuentra en Pessac, dentro de la comarca de Graves, a dos kilómetros de la ciudad de Burdeos, a cuya región vinícola pertenece. El viñedo abarca 441.000 m² y produce de 12.000 a 15.000 cajas de vino al año. Ubicada en la región de Graves, fue la única finca no perteneciente al Médoc incluida en la clasificación de 1855. Su composición varietal es de 45.4% de Merlot, 43.9% de Cabernet Sauvignon, 9.7% de Cabernet Franc y 1% de Petit Verdot, fermentado en tanques de acero inoxidable y una crianza de 18 a 22 meses en barrica de roble francés 80% nuevas.
Luego de unos días me decidí por ALUVIONAL 2008 de Zuccardi, me imaginaba que podía tener una buena performance ya que lo había probado en un par de oportunidades.
Decidimos que el menú mas acertado para éstos vinos, sería un lomo al horno con papas, batatas, zanahorias y algunos vegetales mas, todo cocido al mínimo por cerca de 3 horas.
Los vinos se abrieron al mismo tiempo y ambos se decantaron por 1 hora, los servimos simultáneamente en dos copas iguales y a la misma temperatura.
Del ALUVIONAL 2008 lo que puedo decir es que me encanta todo de este vino, de color rojo violáceo muy intenso, en nariz hay cassis, higos, ciruelas maduras, regaliz, notas florales de violetas y rosas; en boca es envolvente, buena acidez, taninos firmes y maduros. Gran estructura y complejidad. Un tinto que recién empieza a caminar pero que ya muestra todo su potencial a futuro.
Del HAUT-BRION 2001 lo que humildemente puedo opinar, es que tan solo me pareció correcto, a la vista se presenta de color rojo cereza bastante intenso con ribete violáceo, con leves signos de evolución. Nariz de buena intensidad, con mucha abundancia de aromas de madera de gran calidad pero que a mi gusto domina demasiado en el conjunto aromático del vino. Especias, fruta negra demasiado madura, algo mineral, cacao, licor. En boca es potente, con mucho de todo, de paso fluido y ataque seco, los taninos redondos y la acidez en un buen punto. Menos largo y persistente de lo que esperaba.
Hay equilibrio y elegancia, pero digamos que a mi no me movió el piso, como que le falta personalidad, ese nervio que uno espera en un vino de 95 Pts. Parker y con un sugerido de 300 euros. Realmente me imaginaba un vino arrollador, no en potencia, pero si en complejidad y sutileza, con una armoniosa paleta de aromas, y con una boca larga y persistente,
Coincidimos en las notas de cata con mi amigo, la comida estuvo increíble, el lomo se cortaba con el tenedor, y los vinos acompañaron maravillosamente. Los dos nos quedamos con la sensación de que muchas veces el precio o los pergaminos, no siempre se condice con lo que hay adentro de una botella.

Por eso querido lector, hay que tener cuidado con lo que uno compra. 

domingo, 29 de julio de 2012

Bodega Tacuil y sus vinos extremos de altura



El jueves 26 de julio de 2012 pude asistir a la degustación de bodega Tacuil organizada por Ozono Drinks, con la presencia de Francisco Morelli Rubio (director comercial y sobrino de Don Raúl Dávalos) y  la gente de Cluster (su distribuidora en Buenos Aires).
Por varias razones afirmo que son extremos los vinos de Tacuil, mucho tiene que ver las condiciones climáticas y geográficas donde se encuentran los viñedos, también la genética de sus plantas que se tuvieron que adaptar en Colomé a la altura y al clima por cerca de 180 años en algunos casos; y por otro lado hay una decisión de sus hacedores para que éstos vinos tengan éstas características tan propias. Todo lo que acabo de mencionar se traduce en terroir, o terruño como mas les guste, estoy convencido que no es posible replicar en otro sitio lo que se da en esa finca de la localidad de Molinos, de la provincia de Salta y a mas de 2500 metros sobre el nivel del mar.
A todo ésto Uds. se preguntaran como son los vinos? pues son realmente únicos, aquí van 5 de ellos:

RD 2011 es una mezcla de  malbec y cabernet sauvignon de cepas autóctonas de viñas  no injertadas, de color rojo púrpura de intensidad media-alta, con aromas intensos de fruta roja y negra madura pero fresca, piracínico y especiado, en su paso por boca es intenso y nervioso, con buena estructura, acidez moderada, taninos firmes que no molestan, y un final largo con leves notas amargas que le aportan mas complejidad. Está para tomar ya mismo, pero como les contaré luego, con los años evoluciona de una manera formidable. Sugerido de us$38. No tiene paso por madera y el alcohol es de 15.2º.

33 DE DAVALOS 2011 también es una mezcla de malbec y cabernet sauvignon de cepas autóctonas seleccionadas de viñas  no injertadas, lo encontré muy parecido en nariz al RD,  un poco mas complejo y con notas a aceitunas y especies mas marcadas, en boca es intenso, de paso fluido, con los taninos sedosos, gran estructura, buena acidez y un final largo donde se funde todo de manera exquisita. Es muy potente pero con gran equilibrio, sin esas leves notas amargas, pero mas intenso en cuanto a lo especiado y las notas verdes. Está muy bebible al día de hoy pero tiene un futuro enorme, una verdadera "bestia" con un alcohol de 15.8º y sin paso por madera. Sugerido de us$85

VIÑAS DE DAVALOS 2011 es una mezcla de malbec y cabernet sauvignon de cepas autóctonas especialmente adaptadas a la altura por casi 180 años, es de color rojo rubí oscuro con ribete violáceo, en nariz aparecen los frutos rojos y negros, pimientos, especias, regaliz, y aceitunas negras, todo en gran equilibrio e intensidad; al beberlo se lo siente intenso y maduro, es fluido y para nada cansador, dan ganas de seguir bebiendo copa tras copa, los taninos son sedosos y la acidez en un punto justo, en el retrogusto todo se armoniza de una manera especial y exquisita, de gran estructura y personalidad, el final es muy largo. Después de unos minutos en copa sus aromas son cautivantes, recuerdo que le dije a @fsaurio, "esto parece un perfume de vino", sorprende minuto a minuto su calidad y sus características únicas.  A pesar de sus 16º de alcohol y de su potencia, el Viñas tiene un equilibrio realmente destacable, es apto para tomar hoy, pero le queda un largo camino para recorrer. Sin paso por madera su sugerido trepa a los us$110.

DOÑA ASCENCION 2010 es un corte donde el malbec manda y el cabernet acompaña, tiene un leve paso por madera de 5 meses aproximadamente, es de color rojo rubí intenso con ribete purpura; en nariz sobresalen las frutas rojas maduras y pasas, especias, humo y tostados leves; en boca es de paso fluido, con buena acidez, los taninos bien sedosos, gran volumen y final muy largo y placentero. Un vino intenso, con mucho volumen e intensidad, con elegancia y equilibrio, que va mostrándose de a poco y que entrega mucho placer de principio a fin. Un gran corte de malbec con 15° de alcohol y un sugerido de us$45.

RD 2008 tiene la misma composición varietal que el 2011 antes descripto, el color es muy parecido pero en nariz cambia radicalmente, aquí no hay concesiones, no hay fruta roja ni nada parecido, aparece la aceituna negra y el pimiento verde, las especies y una nota mineral que me recuerda al 33 de Dávalos 2008, en boca es una mole que te lleva puesto, ratifica cada descriptor que insinúa en sus aromas, potente, voluminoso, acidez justa, taninos firmes, es un vino nervioso con mucho carácter, el final es largo y placentero. Me sorprendió gratamente, luego del Viñas es el que mas me impactó de la noche, aparentemente es así como evolucionan estos grandes vinos.
5 de los vinos inolvidables de la noche


También probamos el RD sauvignon blanc 2011, que recién empiezan a vinificar y pareciera que están buscando el estilo, no está mal, pero no le encontré demasiado como para destacar, tan solo puedo decir que es correcto y agradable, espero que le encuentren la vuelta para hacer un blanco que rompa esquemas como hacen con los demás.
Los tintos de Tacuil son realmente distintos, potentes pero equilibrados, con mucho alcohol y poca madera, por experiencia personal puedo decir que sobresalen en cualquier cata que uno los ponga, su precio y su poca producción los pone lejos del consumidor promedio, pero les aseguro que son vinos memorables, no pasan desapercibidos nunca. Otra reflexión que me queda luego de esta degustación, es que estos tintos ganan en carácter y complejidad luego de 2 o 3 años de embotellados.

Un agradecimiento especial a Martin y Noelia por la organización, y a Francisco Morelli Rubio, por compartir jugosas anécdotas familiares que hacen a la historia de la vitivinicultura argentina, y por su gran predisposición a cada pregunta o inquietud.

lunes, 23 de julio de 2012

Erasmo 2006, un blend Chileno de primera clase

Esta mezcla tinta del Valle del Maule, fue pensada y concebida por Francesco Marone Cinzano desde su estado mas embrionario, primero se buscó el terroir, luego se importaron de Francia los clones que se suponía se adapatarían mejor a la zona. Todo con la colaboración de un grupo de profesionales de primer nivel y de  Don Erasmo, un lugareño que ayudó a darle forma al proyecto. En honor a éste hombre de trabajo, el vino lleva su nombre, ya que Francesco consideró invaluable su aporte.
He podido probar las ediciones 2004, 2005 y éste 2006, y en todas ellas me encontré con un tinto con  personalidad, si bien la fruta es madura no cae en la obviedad, es fresco y con nervio, la madera está en un punto que no tapa todo lo demás, elegante y equilibrado, logra ser clásico y moderno a la vez, en ésta edición 2006 me queda la sensación que resulta mas fresco y tenso que los anteriores que degusté.
Don Erasmo en persona
En ERASMO 2006  manda el Cabernet Sauvignon, pero el Merlot y el Cabernet Franc aportan lo suyo para que el balance sea óptimo entre los varietales,  la madera se percibe como leves tostados y la acidez está en un punto justo, en boca es fluido, con nervio y elegancia, un final largo que entrega mucho placer. Me gusta mucho éste estilo de blends que por momentos parecen europeos y por otros sudamericanos, que se van mostrando de a poco, donde el equilibrio y la fescura son los puntos mas altos. A un sugerido de us$30 me parece una excelente opción, y por eso sigo comprándolo cada vez que tengo oportunidad.
Es muy interesante todo el proyecto que envuelve a éste vino, pueden visitar su página web aqui , donde encontrarán mucha información y fichas técnicas bien detalladas de cada añada. A disfrutarlo!!!


miércoles, 11 de julio de 2012

TreZ reserva 2007, un malbec que unifica


TREZ Reserva Malbec 2007
Enólogo: Pablo Cúneo y Roberto de la Mota (consultor)
Agrónomo-Vitivinicultor: Pablo Cúneo y Federico Sánchez. Consultor: Roberto de la Mota
Denominación: Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza.
Variedad: Malbec 100%
Cosecha: 2007
Rendimiento por hectárea: 6800 kg
Vendimia: Última semana de marzo
Producción: 3700 cajas de 6 botellas
Filtrado: Grueso
Barricas: Roble francés Taransaud, 33% nuevas, 33% primer uso
Permanencia en barricas: 12 a 14 meses
Alcohol: 14,00% vol.
Acidez: 5.36 g/l ácido tartárico
pH: 3.67
SO2 total: 98 mg/l
SO2 libre: 30 mg/l
Azúcar residual: 1.96 g/l
Notas de cata: 
Vista: Color muy intenso, profundo. Rojo violáceo oscuro.
Aroma: Muy intenso, frutado maduro. Se destacan las cerezas bien maduras, ciruelas y el regaliz. Aparecen después notas de caramelo y tostado provenientes de la madera, creando un conjunto muy complejo y maduro. Sus notas florales a violetas son una marca distintiva y luego de 20 minutos aparecen tambien algunas notas minerales.
Boca: Es un vino de buen cuerpo y estructura, maduro que se destaca sobretodo por su untuosidad y potencia. A pesar de su concentración y carácter joven es suave y sus taninos muy redondos. La acidez juega un papel fundamental para sostener toda la carga que tiene. Muy buena complejidad y largo en boca.
Un tinto que rescata lo mejor de Lujan de Cuyo, uniendo armoniosamente lo clásico y lo moderno, pero con potencia. Es de esos vinos que parecen tener todo, mucha fruta madura, muchas violetas, madera en su punto justo, buena acidez, dulzor, amargor, mineralidad. Lo vengo siguiendo hace mas de un año y se va convirtiendo en esos tintos serios, todo indica que puede seguir evolucionando bien.

A un sugerido de us$27, vale cada centavo probarlo.

miércoles, 4 de julio de 2012

Astor Piazzolla, Adios Nonino


Un 4 de julio como hoy pero hace 20 años, nos dejaba físicamente uno de los artistas mas revolucionarios del siglo XX. Por suerte nos dejó un legado enorme, no solo musical, sino también filosófico y conceptual. Y es que su música no solo eran partituras y arreglos, no solo se trataba de algo meramente intelectual, en ella había ese fuego sagrado de los elegidos, sus composiciones nos cuentan una manera de sentir la vida y de cómo llevarla adelante, de una manera provocativa, audaz, valiente, poniéndole el pecho a las críticas, sin claudicar en sus principios estéticos y artísticos.
Ante las críticas no se recluía en su estudio, sino que salía a la palestra a pelear por su arte, en 1954 declaraba :“Sí, es cierto, soy un enemigo del tango; pero del tango como ellos lo entienden. Ellos siguen creyendo en el compadrito, yo no. Creen en el farolito, yo no. Si todo ha cambiado, también debe cambiar la música de Buenos Aires. Somos muchos los que queremos cambiar el tango, pero estos señores que me atacan no lo entienden ni lo van a entender jamás. Yo voy a seguir adelante, a pesar de ellos.” Este tipo de actitudes les hizo ganar adeptos y muchos enemigos, se le cerraban los lugares para trabajar y tuvo que emigrar casi para subsistir porque en Buenos Aires no tenía trabajo, de este modo logró la consagración en Europa y más tarde en el mundo entero. Volvió a su tierra natal lleno de gloria y las voces que alguna vez lo abuchearon, ahora lo aclamaban como el mejor.
Para quien quiera saber más, busquen en la red que hay muchas y muy buenas biografías, esta entrada no es para eso, es tan solo a modo de homenaje y de resaltar una virtud poco exaltada entre sus tantos biógrafos, la perseverancia y la lucha de ver su sueño hecho realidad, un genio que tenía claro que sin esa obstinación no sería posible dar a conocer su obra.
A continuación su obra más conocida y que él mismo calificaría a posteriori, como la mejor que compuso. En 1959 fallece su padre, vuelve a Nueva York y compone Adiós Nonino, en un reportaje su hijo Daniel cuenta: “Papá nos pidió que lo dejáramos solo durante unas horas. Nos metimos en la cocina. Primero hubo un silencio absoluto. Al rato, oímos que tocaba el bandoneón. Era una melodía muy triste, terriblemente triste. Estaba componiendo Adiós Nonino.”
La habré escuchado miles de veces, pero cada vez es como la primera, cuando el negro Suarez Paz arranca con la parte de violín, un escalofrío recorre todo mi cuerpo y la emoción me embarga, no puedo evitarlo. Gracias maestro Astor por tanta magia!!!!

lunes, 2 de julio de 2012

El Tango y el Malbec


"El Cachafaz", símbolo
del tango canyengue

Alguna vez vieron a un porteño caminar? si no se detuvieron a hacerlo, mírenlo por favor, porque como camina es así mismo como baila el tango, y eso es lo que nos diferencia del resto. Hay grandes bailarines de otros países, he visto de Alemania, Holanda, Japón, Corea y demás, excelentes performances, gran técnica, y reconocible similitud con nuestra danza, pero a todas les falta ese acento, ese que tenemos los porteños, y que es inimitable, ni mejor ni peor, tan solo genuino, producto de generaciones.
El viernes pasado, mientras esperaba a unos amigos para cenar, vi pasar por la vereda de Carranza al 2200, en el barrio de Palermo, a un muchacho cubano, presté atención a su vestimenta (un equipo deportivo con la bandera de Cuba), y a su manera de caminar, me di cuenta al instante que no era de estas tierras, su cadencia y su paso no tenían nada que ver con el porteño promedio.
Un ejemplo
Esa idea me quedó dando vueltas en la cabeza. En la cena con amigos sommeliers, en determinado momento se descorcho un Malbec reserva de gran aceptación local y extranjera, de una bodega con capitales chilenos, y todos coincidieron que era un golazo. Y a mí me vino a la mente ese cubano caminando por Palermo, que entre la multitud, pasa desapercibido, pero que si te pones a observar con detenimiento, te das cuenta que no camina como porteño, camina bien, no tiene defectos en su marcha, pero definitivamente no camina como nosotros.
Para quien quiera tener una idea más gráfica de esto, recomiendo escuchar las grabaciones de Gerry Mulligan con Piazzolla, o el tributo de Al di Meola a Astor, ni hablar el de Julio Iglesias con su CD de tango.
Y eso dispara en mi una idea que tal vez sea un poco loca, pero idea al fin. El tango y nuestro Malbec, tienen puntos de unión, son cosas que se dan con cierta singularidad en nuestra tierra. Ese Malbec que probé aquel día, es un cubano bailando el tango, lo baila bien, con cierta pericia y sin faltas técnicas, con mucho maquillaje, pero le falta canyengue. A algunos les gusta, a mí NO.

sábado, 30 de junio de 2012

Paul Chambers, el contrabajo supremo


Nacido en Pittsburg, Pensilvania el 22 de Abril de 1935, Paul se crio en Detroit,  tras la muerte de su madre. Comenzó a tocar con algunos de sus compañeros de clase siendo el bombardino barítono su primer instrumento. Más tarde tocó a la tuba y se pasó definitivamente al contrabajo en 1949. Su formación formal como contrabajista empezó en 1952 cuando comenzó a tomar clases con el contrabajista de la Orquesta Sinfónica de Detroit, mientras tocaba por su cuenta en la llamada Detroit String Band, que era un ensayo de orquesta sinfónica. Estudió también en el Cass Technical High School desde 1952 hasta 1955 formando parte de la sinfónica de este y de varios otros grupos (tocando en uno de ellos el saxofón barítono). Por esas fechas fue invitado a viajar a New York por el saxofonista Paul Quinichette.
Con Miles Davis en una de las tantas sesiones históricas
Entre 1954 y 1955 adquirió un gran prestigio al tocar con músicos como Bennie Green, Quinichette, George Wallington, J.J. Johnson o Kai Winding. En 1955 entró a formar parte del quinteto de Miles Davis, donde se mantendría hasta 1963 y donde grabó álbumes para la historia como Kind of Blue. Una de las interpretaciones más famosas de Chambers se encuentra en la primera pista de este: “So What”, que comienza con un breve dúo entre Chambers y  Bill Evans. Las sesiones de Kind of Blue, y las líneas de bajo de Chambers están consideras como unas de las más pensadas y elaboradas de la historia del jazz.
Entre 1963 y 1968 Chambers tocó en el trío de Wynton Kelly y apareció frecuentemente acompañando a otras grandes figuras del jazz. En su corta carrera grabó 11 discos solistas, pero fue el contrabajista mas solicitado por las grandes estrellas de la época, apareció en mas de 200 grabaciones, desde Miles Davis a Jackie McLean la lista es larguísima, todos querían contar con Paul al contrabajo.
 El 4 de enero de 1969 murió de tuberculosis a los 33 años de edad. Dejó un legado enorme a todas las generaciones de contrabajistas posteriores, no hay puntos flojos en su técnica ni es sus musicalidad, sabía acompañar a cada solista de una manera única, genial en los solos (tanto con el arco como con los dedos), fué a mi entender el contrabajista supremo del jazz.
En el video que les dejo, se lo ve en todo su esplendor con el cuarteto de Coltrane, en marzo de 1960.



martes, 26 de junio de 2012

Despues de la cata de "Malbecs crudos", degustación de grandes vinos del mundo con Patricio Tapia PARTE DOS


El mismo jueves 21 de junio de 2012, luego de concluida la cata de Malbecs crudos, nos quedamos en Aldo’s a cenar y degustar algunos vinos que gentilmente Patricio Tapia trajo de su cava personal. Previo a la comida, degustamos a modo de aperitivo, el semillón Hulk y Bonarda Pura de Passionate,  y el semillón de Mendel; tres vinos que bebo regularmente y que suelo recomendar.
La selección de vinos que a continuación detallo, y que el organizador trajo de su cava personal, no fue al azar, ni tampoco el orden en que salieron, se trata de una clase magistral, sin palabras, sin golpearse el pecho, tan solo mientras servía los vinos, iba dando algunos datos técnicos, cada vino habló por sí mismo, cada uno parecía derribar mitos y sentencias que he escuchado hasta el hartazgo. El mensaje fue claro, contundente. Aquí no había madera al 200%, tampoco sobre extracción, tampoco alto alcohol, y tampoco la fruta sobre madura era la protagonista.
Ya sentados a la mesa empezaron a salir los vinos servidos por el mismísimo Patricio:
VILLALOBOS RESERVA CARIGNAN 2010: Valle de Colchagua, Chile; color rojo cereza brillante de baja intensidad, predominan los aromas a frutas rojas frescas, especiado y floral, al beberlo es de paso muy fluido con una excelente acidez, en el retrogusto se ensambla todo de una manera exquisita, invita a seguir bebiendo; una mezcla de viejo mundo y modernidad con aspectos salvajes y exóticos, quien vaya a Chile o se lo pueda hacer traer o quienes viven allí, no dejen de probarlo.
GOLIARDO CAIÑO 2010: Rías Baixas, España; color rojo rubí de intensidad media, notas de frambuesa, mentol y especias como el clavo inundan la nariz de forma delicada y sensual, en boca es lo que presume en sus aromas, siendo de paso fluido y con buena intensidad, en el retrogusto todo se funde armoniosamente despegando algunas notas salinas y marinas, entregando un final largo y delicado; una verdadera rareza, también exótico e inusual para un tinto, bebiéndolo te recuerda al mar, el bosque, la tierra, las especias, todo en un punto justo para el disfrute.
JACQUES PUFFENEY ARBOIS POULSARD 2009: Jura, Francia; de color rojo rubí de baja intensidad casi como un rosado; en nariz débiles aromas minerales y fruta del bosque de un estilo oxidado; en boca despliega todo su esplendor, es complejo y estructurado, con una acidez gloriosa, en el retrogusto se perciben aromas frutales, especiados, terrosos, hongos, moho, pero todo con un equilibrio y delicadeza que no se encuentra tan fácilmente en otros ejemplares; un tinto vertical y gastronómico, complejo y exquisito para beber por litros. 
CASA MARIN CIPRESES VINEYARD SAUVIGNON BLANC 2003: Valle de San Antonio, Chile;  color amarillo pálido con ribete verdoso; en nariz se perciben ciertos aromas cítricos y vegetales muy suaves, por la reducción aparece una nota “plástica” que luego se disipa, también se hace presente en nariz una mineralidad única; en boca es austero y fluido, con muy buena acidez todavía, en el retrogusto se redondea y ensambla delicadamente poniendo en primer plano la mineralidad, que aparentemente es en lo que hace hincapié este magnífico ejemplar de Sauvignon blanc, un blanco realmente increíble.
PATRICIO TAPIA CARIGNAN 2007: Cauquenes, Región del Maule, Chile; color rojo rubí de intensidad media; en nariz hay una fruta roja delicada, algo floral, hongos y tierra, da la sensación de un vino Europeo con reminiscencias sudamericanas; en boca es franco y de paso fluido, la buena acidez lo hace muy fresco y vertical, sedoso, largo; me gustó mucho el estilo que le dio Patricio a este carignan, dice que le quedan 100 botellas, yo quisiera algunas para ir viendo como evoluciona de acá a 4 o 5 años.
BORGOGNO BAROLO RESERVA 2001: Barolo, Piamonte, Italia; de color rojo rubí de intensidad media; de aromas terrosos, florales, leves tostados que armonizan con contundencia; en boca es amplio y vertical,  su gran acidez hace de marco para toda la complejidad y estructura de este peso pesado del viejo mundo, final elegante y largo, casi interminable; potencia, elegancia, equilibrio, verticalidad, este Barolo parece tener todo, podría beberlo hasta el último de mis días sin remordimiento alguno.

Después de estos vinos, seguimos bebiendo unos cuantos mas, hubo de todo y en muy alto nivel, pero será para otra entrada de mi blog. La cena estuvo acorde a los vinos degustados y todo transcurrió en un clima de camaradería y respeto, con cierto espíritu de celebración, y ciertamente fue para celebrar, mas de 30 personas de distintos ámbitos y con distintas líneas de pensamiento, reunidos por una misma pasión, el vino argentino.


Y el responsable fue un tipo que cruzo la cordillera, con algunas ideas nobles, con una sonrisa, con su humildad y algunos vinos bajo el brazo, les aseguro que dejó una marca en todos nosotros.
La noche cayó sobre  San Telmo, abrazos, despedidas, gratitud y la certeza de que un momento inolvidable se grababa en mi mente.



Un agradecimiento especial para Matías y Juan Pablo Michelini, David Bonomi, Edgardo Del Popolo, Jeff Mausbach, Laura Principiano, Alejandro Vigil, Roberto de la Mota y Aldo Graziani.
Gracias Patricio, por dejarnos compartir un momento tan especial.

viernes, 22 de junio de 2012

Malbecs crudos de Gualtallary y Altamira con Patricio Tapia y gran elenco PARTE UNO


El jueves 21 de junio de 2012 nos reunimos en Aldo’s vinoteca-restaurant para degustar 12 Malbecs de los denominados “crudos”, éstos son aquellos que están sin terminar, por lo general de tanque, huevo, pileta o algunos de barrica. La idea la tuvo Patricio Tapia, y él en persona se encargó de organizar el evento y cursar las correspondientes invitaciones. El público asistente fue muy heterogéneo, había enólogos, sommeliers, vinotequeros, comunicadores (periodistas y Blogger), y algunos amigos. En mi caso personal, no se bien porque me cursaron la invitación, si fue por mi rol de Blogger, de amigo o si de tanto que le insistí a Patricio para que armara alguna degustación en Buenos Aires.
Asi fueron saliendo en tandas de seis
tres de cada terruño.
Llegue a las 5 de la tarde y Patricio ya estaba, saludando a cada uno de los asistentes que iban llegando, agradeciéndoles la asistencia y por supuesto nosotros agradeciendo la invitación.
Arrancamos a las 17:30 hs con 3 bodegas que hacen vinos en Gualtallary y Altamira, Doña Paula, Altos las Hormigas, y Catena. Salvo el Adrianna de Catena que estaba con la madera muy al frente, los demás estaban todos muy bien, en Doña Paula , las dos muestras presentaban mucha fruta y mineralidad, la diferencia básicamente está en los taninos mas finos de Altamira lo que hace que los vinos sean mas redondos; en Altos las Hormigas también se percibían pocas diferencias, tal vez el de Altamira estaba mas floral y Gualtallary con una tensión especial dada por sus aspectos minerales; en el caso de Catena las muestras eran bien diferentes, Adrianna con mucha madera al frente y Nicasia con una especie de efervescencia y con un carácter tánico tenso aun.
La segunda tanda fueron todas bodegas diferentes, la primera muestra de Gualtallary fue de Zorzal sacado de huevo y según su enólogo esta con los orujos todavía, en nariz no dice mucho pero en boca se nota la tensión de la cal, la acidez característica de sus vinos y una gran amplitud de boca pero que presume frescura; la segunda de Gualtallary fue Sophenia, se reconoce el Malbec que va al Synthesis pero en mi caso la nariz estaba viciada de aromas farmacéuticos, en boca se lo nota bien estructurado y con la acidez en un punto justo, menos amplitud y buena verticalidad con respecto al anterior; la tercera y última de Gualtallary, fue el Montesco de Passionate, también fermentado en huevo, en nariz un poco mas presente la fruta roja fresca,  en boca muy buena estructura, acidez y verticalidad, a diferencia de los anteriores se lo notaba mas potente. Pasamos a las 3 muestras de Altamira, la primera fue el Zaha, bastante aromática, con fruta roja y negra, mucha concentración y mineralidad, aspectos florares que lo hacen complejo, en boca los taninos están presentes y la acidez complementa todo lo que tiene, algo efervescente todavía, pero camino a pulirse como debe; segunda muestra fue Aluvional de Zuccardi, le dicen súper calcáreo a éste Malbec que conforma el corte final, tanto en nariz como en boca muestra equilibrio, aromas frutales, minerales y florales, en boca es realmente sorprendente, bien compensada toda la carga con la acidez y los taninos que no molestan, casi que parece un vino terminado; la tercera y última muestra de Altamira fue el Malbec de Mendel que va para el Finca Remota, en este caso según su enólogo tiene sangría, se lo nota en nariz apuntando hacia la fruta roja y negra bastante concentrada, sumando aromas florales, pero todavía muy cerrado, en boca es amplio y mas goloso que los demás, tiene buena acidez y estructura, también mucha carga y concentración.
Aqui vemos las fincas de Doña Paula
en Gualtallary y Altamira
Una cata muy entretenida y educativa para los que no estamos acostumbrados a degustar estos malbecs crudos, si bien no se los puede analizar como vinos terminados, cada uno va mostrando hacia donde quiere ir y de alguna manera buscando su singularidad, me queda la sensación que aun en estado embrionario, Gualtallary tiene frescura y aristas, y Altamira esa potencia avasallante pero mas lineal y sin tantas puntas. Todo lo que probamos me deja como conclusión, que hay una GRAN OPORTUNIDAD de hacer Malbec de terroir sin preocuparnos demasiado por los puntajes, ellos vendrán solos seguramente, se está trabajando a conciencia y los resultados los veremos en poco tiempo, el camino a recorrer es largo, pero hay un grupo de gente que está trabajando con pasión y pericia, la materia prima está, no caben dudas, solo falta encontrar la mejor manera de expresar estos dos grandes terruños mendocinos que son ALTAMIRA Y GUALTALLARY.
Un gran placer poder hablar de sus vinos con los enólogos presentes, fue de gran aprendizaje para mi y creo que para el resto de los asistentes. Creo que debemos tomar nota y realizar regularmente este tipo de catas.
Gracias a Patricio Tapia y a Aldo Graziani por la organización del evento.

Después de terminada la degustación la mayoria nos quedamos a cenar en Aldo's con vinos que trajo Patricio de su cava personal, esa será la proxima entrada de mi blog y se vienen pesos pesados asi que TO BE CONTINUED.....

Repercusión del evento:
Post de Francisco Rivero Segura en Logia Petit Verdot LINK
Post de Patrico Tapia en Vinorama LINK

miércoles, 20 de junio de 2012

Amigos y 3 Malbecs de distintos terruños


Hace poco días atrás, tuve la oportunidad de reunirme nuevamente con entrañables amigos de mi más temprana infancia, gente que conozco desde el jardín de infantes, por esas cosas de las redes sociales nos reencontramos hace algunos años y cada tanto armamos reuniones donde hacemos al vino protagonista. En esta ocasión me encomendaron la tarea de elegir 1 blanco y 3 tintos de gama media-alta, una vez que me pasaron el menú me decidí por un ALTAS CUMBRES VIOGNIER 2011 para arrancar, y luego 3 Malbecs mendocinos de perfil bien distinto uno de otro, me incliné por confrontar a Agrelo, Gualtallary y Altamira, los representantes de cada terruño fueron LUNA MALBEC 2007, ZORZAL MALBEC 2010 y MANOS NEGRAS MALBEC 2008.
La idea era que mis amigos puedan reconocer fácilmente cada zona, y mi elección personal a modo de juego, fue llevar dos vinos bien gastronómicos y verticales y otro más potente y cargado, esperando que ganara éste último, pero hubo sorpresas.
Mientras esperábamos a los rezagados y con una picada monumental esperando, arrancamos con el ALTAS CUMBRES VIOGNIER 2011: se trata de un blanco bien balanceado, donde predominan los aspectos frutales y florales del durazno y el damasco, si bien tiene un dulzor que se siente en boca, se armoniza muy bien con la acidez y lo hace fluido, tanto en nariz como en boca es de intensidad media, no es un vino para pensar demasiado, cumple con su cometido de una manera directa y eficaz.
Mientras seguíamos con la picada descorchamos LUNA MALBEC 2007: un malbec de Agrelo, color rojo rubí de intensidad media, bien aromático, destaca en sus aromas la fruta fresca como la cereza o la ciruela, suaves violetas y un pequeño tostado se aprecia de fondo, en boca es muy fluido, los taninos dulces y redondos te llenan la boca hacia el fondo, la acidez está en su punto justo y el final es largo. Un clásico malbec de primera zona, de intensidad media pero con gran equilibrio, las botellas se fueron rápido, invita a seguir bebiendo, con un poco mas de acidez sería una gloria.
Se vinieron las empanadas de pollo y el segundo que degustamos fue ZORZAL MALBEC 2010: uno de los Malbecs de Gualtallary de mejor RPC, es de color rojo rubí profundo con ribete violáceo, con buena intensidad en nariz, se va mostrando con fruta roja y negra fresca, algo de regaliz y aromas minerales propios de esas rocas blancas que le llaman tiza, en boca es amplio y de gran volumen, redondo y equilibrado, tiene buena acidez para contener toda su potencia y el final es larguísimo. Es uno de mis vinos de cabecera, mucha consistencia entre botellas, digamos que no falla nunca y una de las cosas que más me gusta es que tiene gran equilibrio entre modernidad y respeto a su lugar de origen, un best value que nos cuenta de forma clara de lo que se trata un malbec de Gualtallary.
Para el ragú de carne terminamos con MANOS NEGRAS MALBEC 2008: gran exponente de Altamira en su gama de precio, es de color rojo rubí profundo y oscuro, en nariz en intenso y con buena complejidad, hay fruta roja y negra bastante cocida, aromas de su crianza en madera y la nota mineral que caracteriza a los tintos de Altamira, sobre todo muy parecido a su hermano mayor Zaha, en boca es amplio y untuoso, te llena cada rincón pero con la buena acidez que posee, se hace bastante fluido, los taninos dulces y redondeados lo hacen potente y equilibrado sin quitarle carácter, final larguísimo. Ya lo había probado  con anterioridad y me la jugaba que ganaba de punta a punta, que era el caballo del comisario.
Una vez terminada la cena y la degustación cada uno de los 16 asistentes votó por su favorito y los resultados fueron los siguientes:
LUNA MALBEC 2007 se llevó 6 votos (aquí estuvo mi voto)
ZORZAL MALBEC 2010 arrasó son 10 votos
MANOS NEGRAS MALBEC 2008 no sacó ninguno para mi sorpresa
Una gran reunión con amigos y grandes vinos, todos los ejemplares estuvieron en muy alto nivel, y los maridajes en su punto justo.
Un agradecimiento especial para Cristina y Ezequiel por la excelente organización, y la buena onda de siempre.








martes, 12 de junio de 2012

49 blends en el Desafio Federal 2012

todos los blends degustados en el Desafio Federal 2012
El día sábado 9 de junio se llevó a cabo en el restaurante Laurak Bat la Segunda edición del Desafío Federal. Una reunión cuyo objetivo es juntar a profesionales y simples amantes del vino en un ambiente relajado e informal. El tema de esta edición fueron los Blends, vinos elaborados combinando 2 o más varietales. Tuve la suerte se ser invitado y asistir, todo transcurrió en un clima de camaraderia y muy buena onda, había en el aire una vibra especial.
En una noche que se prolongó hasta entrada la madrugada, se degustaron a ciegas 49 blends de 6 provincias (Mendoza, San Juan, Salta, Neuquen, Rio Negro y Cordoba) divididos en 3 categorías, y los ganadores de cada una resultaron de 3 provincias diferentes.

Resultados

Vinos de hasta $99
1-PAZ Blend 2009 ($80) de Finca Las Moras - San Juan
2-Zorzal Field Blend 2010 ($95) de Zorzal Wines – Mendoza
3-Ramanegra Reserva Red Blend 2010 ($98) de Bodega Casarena – Mendoza
4-Cavas de Crianza 2009 ($64) de Clos de Chacras – Mendoza
5-Quieto 2006 de Monte Quieto ($95) – Mendoza
6-Gran Lurton Corte Argentino 2007 ($85) de Bodega Piedra Negra – Mendoza

Vinos de entre $100 y $160
1-Arnaldo B 2008 ($120) de Bodegas Etchart – Salta
2-Zaha 2010 ($160) de Bodega Teho – Mendoza
3-Alma Negra Misterio 1 2008 ($155) de Ernesto Catena Vineyards – Mendoza
4-Arcanus Gran Reserva 2007 ($ 150) de Bodega Nanni – Salta
5-DV Catena Cabernet-Malbec 2008 ($104) de Catena Zapata – Mendoza
6-Lagarde Guarda 2009 ($120) de Lagarde – Mendoza

Vinos de más de $ 180
1-Gran Enemigo 2008 ($330) de Bodega Aleanna – Mendoza
2-Iscay 2007 ($250) de Bodegas Trapiche – Mendoza
3-Nicolás Catena Zapata 2008 ($580) de Catena Zapata – Mendoza
4-Carinae Prestige 2007 ($300) de Carinae Viñedos y Bodega – Mendoza
5-Henry Gran Guarda N°1 2008 ($380) de Lagarde – Mendoza
6-Altimus 2007 ($248) de El Esteco – Salta

La reseña total del evento la pueden leer aqui, es el blog de mi amigo Francisco Rivera Segura, quien es la persona que organizó el evento, y por suerte fue un verdadero éxito.

Agradezco a Lionel que sacó las fotos y Francisco por la invitación.

miércoles, 23 de mayo de 2012

3 vinos esenciales de Bodega Noemía


Esto podría ser una publinota, de alguna manera tal vez lo parezca, pero NO LO ES; lo cierto es que no me dedico a éstos menesteres, suelo escribir sobre lo que me gusta y me apasiona. En éste caso voy a hacer una reseña de 3 esenciales de bodega NOEMÍA que pude degustar en éstos últimos tiempos. Noemia es un emprendimiento del conocido Hans Vinding-Diers y la condesa Noemí Marone Cinzano, que aparentemente quedaron hechizados por la belleza del Valle Azul y por viejos viñedos que datan de 1930, si a todo eso le sumamos que es una zona semidesértica, poca lluvia y con 30% de humedad promedio y libre de plagas, parece que esto convenció a la pareja para comenzar a trabajar en la zona, y lograron su primer vendimia en el año 2001.
Los vinos que pude degustar son los siguientes:
A LISA 2011: Valle de Río Negro, Patagonia, corte de 90% Malbec, 9% Merlot y 1% Petit Verdot, 25% del vino fue colocado en barricas de roble francés de tercer y cuarto uso de la mejor calidad, 30% en tanques de cemento y 45% en tanques de acero inoxidable, por un periodo de 10 meses. 13º de alcohol.
De color rojo intenso con tintes violáceos y púrpuras. En nariz expresa con mucha intensidad frutas rojas como cerezas y ciruelas maduras, aromas minerales y vegetales se funden con armonía e intensidad. En boca es de entrada amable, taninos dulces y redondos, final largo y buena acidez. A Lisa es de estilo internacional, mucha fruta madura pero fresca, logra un gran balance sin perder impacto, me gustó mucho y considero volver a comprarlo. US$28
J ALBERTO 2009: Valle de Río Negro, Patagonia, corte de 95% Malbec, 5% Merlot. Después de la fermentación el vino se decantó por gravedad en barricas de segundo uso, el 15% decantó en cubas de cemento, por un periodo total de 9 meses. 13.5º de alcohol.
Color rojo intenso con ribete violáceo, de muy buena concentración. En nariz tiene muy buena complejidad, hay fruta roja, ciruela, especias, aromas minerales, florales y tostados se funden a la perfección, mostrándose elegante, sofisticado y sobre todo con gran equilibrio, ningún descriptor tapa al otro y va ganando en copa a medida que corren los minutos. En boca es de paso fluido, con taninos redondos y ataque seco, la acidez lo hace excitante e imposible parar de beber, el final es larguísimo. Este es uno de mis vinos preferidos, de los que sigo habitualmente, es de esos tintos que tiene con que, pero que no te lo tira como una bofetada, se va entregando de a poco y no decae nunca, el manejo de la madera es impecable, todo está en el punto justo que a mi me gusta, apto para beber ahora o esperarlo lo que se te ocurra, he tenido la posibilidad de beberlo en varias ediciones y su envejecimiento es muy lento, casi ni se notan diferencias de un 2006 a este 2009, pienso volver a comprarlo. US$47
NOEMÍA 2009: Valle de Río Negro, Patagonia, 100% Malbec de viñedos plantados en 1932, 18 meses de barrica 100% nueva. 13.5º de alcohol.
De color rojo intenso con ribete violáceo, en nariz hay de todo, fruta cocida, mineral, especiado, floral, aromas a café, se torna bastante invasiva la madera y tapa un poco todo lo demás, en boca está todavía algo duro, tiene buena acidez pero no logra la fluidez que si encontré en otras ediciones, da la sensación que está contenido, pero tiene un potencial enorme, solo va a sumar y sumar, gran complejidad y estructura, quisiera volver a probarlo en un año. Me gustó mucho y tiene un estilo internacional que impacta a cualquiera. Su precio lo hace bastante prohibitivo para la recompra, aún así, tengo una botella que descorchare el año próximo seguramente. US$130

No se puede negar la calidad de bodega Noemía, todos sus vinos son súper Premium. Dentro de su estilo internacional, logran darle el carácter y la impronta patagónica a sus vinos, todos comparten un buen manejo de la fruta, acidez y madera, en algunos mas que en otros, pero su sello es el equilibrio y la elegancia. Tienen también esa característica de los vinos orgánico y biodinámicos que a mi me gusta encontrar, y creo que es parte de la filosofía el hacer productos armónicos.
Tienen una muy buena pagina Web www.bodeganoemia.com , donde además de encontrar muchísima información, hay fichas técnicas bien detalladas, y algo importante que me llamó la atención, y es que no existe la clásica “nota de cata del enólogo”.
Como crítica puedo decir que se mueven en una franja de precio casi imposible para el gran público, quizás deberían sacar algún producto con similares características a un precio mas acorde al mercado interno, pero eso son decisiones empresariales, mas allá del precio los vinos están increíbles.
Espero poder visitar Valle Azul pronto.