Translate

sábado, 15 de septiembre de 2012

2 blancos chilenos para ir agendando

En la semana nos reunimos con amigos y pude probar dos blancos chilenos muy interesantes. Un Sauvignon blanc y un Chardonnay, hermanados en ciertos aspectos que a mi me agradan bastante cuando están en un mismo plano y ninguno desequilibra al otro, los dos con madera,  mineralidad y buena acidez. Me parece que ambos son una buena muestra de como se puede rescatar ciertos aspectos de cada cepa sin que la barrica mate todo lo demás.
Por ejemplo el AMAYNA BARREL FERMENTED SAUVIGNON BLANC 2007, tiene una armonía en la nariz poco común, cuesta reconocer su tipicidad, pero entrega una buena cantidad de aromas en un buen punto, fruta, almendras, minerales marinos, leve pasto mojado, y en boca es muy fluido e integrado, con una acidez enorme, todo en armonía y elegancia, en un punto casi de austeridad se muestra como una muy buena opción para beber solo o acompañando algun corte de salmón sin demasiado condimento. Exquisito.
En el caso del LEYDA CHARDONNAY LOTE 5 2008 se muestra como un perfume de avellanas y frutas cítricas bien maduras, impactante y untuoso en sus aromas, en boca es mas denso y amplio que el SB, armonioso y complejo, repite sus aromas en el retrogusto enmarcado en una muy buena acidez. Otra gran opción que pide comida para acompañarlo.
Dos buenas muestras de que la madera no siempre es perjudicial en los blancos, siempre que se trate con moderación y atendiendo a lo que cada varietal o mezcla necesita.
En enero estuve en Chile y pude probar muy buenos exponentes con algo de madera en su elaboración o crianza, como así también he podido corroborar como en algunos casos queda desequilibrado el uso de tan noble material.

A disfrutar que se viene el calor y hay muchos y muy buenos blancos esperando, de éste y del otro lado de la cordillera. Salud!!!

Un agradecimiento especial a mis amigos de FLT por las buenas muestras que llevaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada