Translate

martes, 31 de marzo de 2015

Les Misérables du vin

La clásica novela  de Víctor Hugo, Les Misérables, trata al fin de cuentas de la eterna lucha del bien y el mal, pero contextuado en un parámetro socio-histórico que de alguna manera atraviesa generaciones y géneros. De allí su hegemónica vigencia.

Vigencia que es trasladable a una multiplicidad de situaciones que a través de las décadas parece casi atemporal, la novela transcurre en el tiempo y retrata a los opresores de una manera casi perfecta, ellos se alinean con la moda política del momento para exaltarse como los predicadores absolutos de lo que se “debe ser”.

Los miserables hoy también están entre nosotros, yo los he padecido en carne propia. Pueden ser tus más acérrimos  enemigos, pero también pueden ser esos pseudo amigos que por la liviandad de su carácter o su pusilánime personalidad suelen dejarte al margen por el “que dirán”.

Lo cierto es que hay que estar atentos, no busquen mostachos afilados y sombreros bombín, los miserables se adaptan  a toda situación y pueden vestir camiseta y jean o ambo y corbata.
Me sorprende cada día ver a los conversos consumidores expertos darse vuelta como panqueques ante las nuevas modas del vino. Tipos que hace 5 años declaraban que ciertos vinos eran el norte a seguir y hoy día hablan que tal o cual vino es maderoso y pesado, cuando antes exaltaban esas virtudes como standart de calidad.

Los miserables son así. Dejan ver su lado hipócrita para parecer ser lo que en realidad no entienden, siempre se adaptan a la corriente reinante y se ponen al lado para sacar provecho.
Un provecho que puede resultar algo infantil, pero por 10 u$s son capaces de comerte el hígado, limpiarte de tw, facebook o lo que se les ocurra.

Si tienen hambre no roben un pan, ya saben como termina la historia.

Salud.

12 comentarios:

  1. Cuando andas de bronca y muy tranquilo escribes de la puta madre. Buen texto.
    Un abrazo Ariel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Alvaro:
      Sos de los blogers que mas admiro, por tu prosa y tu minuciosidad, además siempre sos de los que sientan bandera sin mirar lo que conviene o no decir. Somos parecidos y diferentes y la admiración es mutua.
      Te respeto y admiro en la misma proporción.
      Gracias por tus palabras.
      Un gran abrazo!!!

      Eliminar
  2. Yo me imagino de quien hablás (P), pero los que no estén al tanto de esa nota o los que te lean dentro de un tiempo, no van a saber de qué hablás (en un blog de Vinos).
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adrian:
      En realidad no hablo sobre alguien en especial, me permití la licencia humorística de comparar varios personajes que observo en este desandar que uno tiene, En mi caso veo desde lejos como muchisimas personas se acomodan a la moda reinante para opinar algo que ni ellos se creen. Me rio mucho escribiendo este tipo de entrandas porque hay gente que se persigue o se siente el centro del universo pensando que todos están hablando de ellos. El término miserable no debe ser tomado como algo peyorativo, para quien hay leido la novela o visto alguna de las peliculas puede entender mejor a lo que me refiero.
      Gracias por darte una vuelta y comentar.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  3. Querido Ariel, hace tiempo que no comentamos... el tiempo es tirano con todo el mundo, ya lo sabes.

    Y hablando de tiranía...no te parece que es también una palabra que se podría usar en este tipo de personajes?

    Nos importa muy poco lo que opinen o no estos señores, nunca han sido nuestro norte (solo generaron confusión en nuestros comienzos, pero un poquito tiempo) pero nos da mucha bronca ver cómo "camaleónicamente" se aprovechan de la gente que parece que necesitan que le digan qué tienen que beber y cumplen a rajatabla los conceptos de un tirano. Porque de sus comentarios dependen trabajos y futuros y vidas dedicadas a trabajar la vid. Con eso no se juega y nos jode mucho.

    En fin... es lo de siempre, el mundo esta lleno de estos tipejos.

    No obstante, para cerrar, para hacer de abogados del diablo también puede ser que hayan evolucionado sus gustos y ahora disfruten otros tipos de vinos. Pero qué quieres que te digamos? No les creemos nada de nada.

    Salute amigazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigos:
      Estoy de acuerdo que la tirania en los tiempos y en estos personajes son moneda corriente. Por supuesto que es un tirania de la que uno puede alejarse y algunos pocos pueden salir perjudicados, pero si coincido plenamente, que lo que mejor aportan al mundo del vino este tipo de personajes, es confunsión.
      La culpa no es solo del chancho dice el dicho, así que hay que saber ver también quien les da de comer.
      Parafraseando la pelicula de Campanella, la gente puede cambiar casi en todo, pero la esencia es muy díficil que la cambie.
      Saludos amigos, un gran abrazo!!!!

      Eliminar
  4. Ariel, excelente nota !
    Lo que yo no llego a comprender es como a una persona le pueden agradar todos los vinos o todos los estilos, sean o no los de moda, Esto al menos denotaría falta de personalidad? O falta de sapiencia sobre cual es el vino que mas le gusta a uno?
    No hay que ocuparse de esa gente Miserable!
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fabian, a través de los años he ido aprendiendo que hay de todo en este mundo. Hay gente que le gusta todo o casi todo, a mi me parecía muy raro como a vos, pero he podido corroborar que existe ese tipo de personas. En realidad cuando son sinceros no me molesta, puedo aceptar casi cualquier cosa. Lo que si me cuesta es la hipocresía, personajes que en privado te hablan mal de muchos vinos y después vez por las redes sociales o en reuniones que se dan vuelta como panqueques, sobre todo cuando el enólogo o el bodeguero está presente.
      Gracias por tus palabras, un gran abrazo!!!

      Eliminar
  5. Muy bueno !!!! me encanto este post !!! no creo que vaya dirigido a alguien en particular pero si en general.
    Siempre escucho en privado hablar mal de muchos vinos y después elogiarlos...con esto no quiero decir que lo que no te guste lo publiques o no, pero si vas a publicar algo que no te gusta y en privado decís lo contrario es jodido...
    En mi caso lo que me gusta, me gusta lo que no, no.... pero es subjetivo....que a mi no me guste no tiene porque ser lo mismo que a otra persona....y realmente lo publico cuando me siento realmente decepcionado, con la calidad y el precio.

    Salud !!! y excelente post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José, creo que vos entendiste la esencia de lo que quise expresar. A mi también me ha pasado como a vos escuchar comentarios lapidarios sobre algunos vinos y después ver a esas personas dar una vuelta de 180° en sus conceptos cuando la tienen que expresar en público o en las redes sociales.
      Yo también trato como vos de postear lo que me gusta y lo que no me gusta, desde el lado de la sinceridad y la honestidad sin perseguir segundas intenciones.
      Salud y un gran abrazo!!!

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Jajjaja gracias por lo de pibe, abrazo Andres!!!!

      Eliminar